Cirugía ortognática Instituto Dr. E. Lalinde
C/Isla de Nelson 2, Madrid - Telf: 91 386 03 18

volver inicio

Cirugía ortognática – Procedimiento quirúrgico

¿Cómo es la intervención?

Lo más frecuente es que se realice con anestesia general y con una estancia en clínica de 24 0 48 horas, tanto en cirugías monomaxilares como bimaxilares.

Algunas intervenciones se pueden realizar de forma ambulatoria con anestesia local y sedación endovenosa como la expansión maxilar, un avance de mandíbula simple o una mentoplastia.

El ingreso en la clínica es el mismo día de la intervención, dos horas antes. La intervención se hace por dentro de la boca y suele durar entre una hora y 5 horas dependiendo de si es monomaxilar o bimaxilar.

Aspectos que debe conocer antes de la cirugía.

La cirugía ortognática es una cirugía electiva, de manera que el paciente debe estar absolutamente sano y libre de infecciones virales en la vía aérea 2 o 3 semanas antes de la cirugía. En caso de desarrollar alguna infección de tracto respiratorio superior la cirugía debe posponerse al menos 2 o 3 semanas.

Además, el estomago debe estar vacío antes de la cirugía. Si la cirugía se desarrolla por la mañana, la ultima comida puede tomarse no después de las 8 p.m. y las bebidas no después de las 10 p.m. la tarde anterior. Esta rigurosamente prohibido beber o comer en la mañana de la cirugía ya que una aspiración del contenido gástrico puede llevar a un fatal desenlace

Debe evitar acudir con maquillaje, pendientes o uñas pintadas

Cosas que debe traer al hospital.

  • Ropa comoda: que le permita vestirse sin hacer movimientos complejos y sin pasar por la cabeza cosas muy ajustadas. Deben facilitar el periodfo de inflamación secundario a la cirugia.
  • Cepillo de dientes.

Duración de la cirugía

La operación se realiza bajo anestesia general y puede llevar desde 1,5 horas para un maxilar hasta 6 para cirugías bimaxilares segmentadas con injerto óseo. Puede llegar a las 6, 5 horas en caso de cirugías bimaxilares con mentoplastia.

Cicatrices.

Los cortes se realizan por dentro de la boca en la mucosa oral. De esta manera la cara no se desfigura con cicatrices.

El curso de la cirugía.

El maxilar inferior es dividido en tres partes: Dos partes laterales con las articulaciones temporomandibulares y una parte central que contiene los dientes. Entonces la parte central se mueve a la posición deseada: avance o retroceso, rotación si se precisa, y se fija a las partes laterales con tornillos y placas de titanio. Una vez hecho esto se accede al maxilar superior y se separa de la base craneal. Si es necesario se corta en 2 o 3 partes y se fija en la nueva posición con placas y tornillos de titanio. Se toma injerto óseo del mentón, malares o incluso de la cresta iliaca si las cantidades de hueso que se puede recolectar durante la cirugía no son suficientes para rellenar los espacios entre segmentos óseos. Finalmente se realiza el avance o retrusión del mentón, moviéndolo a la posición deseada y fijándolo con placas y tornillos.

La cirugía termina con el cierre de las heridas.

Salida del hospital

Generalmente el paciente pasa de 1 a 2 días en el hospital tras una cirugía maxilar y entre 2 y 3 días tras una cirugía bimaxilar, aunque puede variar en función d las circunstancias.

Recuperación

El tejido blando cura en unos 10 días de media. La mandíbula consolida en unos 2 meses, mientras que para que se forme la unión ósea en el maxilar superior son necesarios 4 meses.

Complicaciones posibles:

  • Infección y supuración - es una complicación rara ya que la circulación sanguínea en el área facial es rica. La antibioterapia tras la cirugía ayuda a evitar este problema...
  • Línea de corte anómala: - Puede ocurrir en raros casos de anatomía atípica, defectos maxilares no diagnosticados, como quistes. Puede evitarse haciendo un TAC apropiado antes de la cirugía y realizando un examen correcto de los maxilares. Esta complicación ocurre raramente en pacientes sanos ya que la técnica quirúrgica esta muy bien establecida
  • Reabsorción de la articulación y recidiva de la maloclusión. Es una complicación rara que puede relacionarse con enfermedades sistémicas (Ej. artritis reumatoide), parafunciones (bruxismo, clenching) o bien técnica quirúrgica defectuosa.
  • No unión de fragmentos maxilares o fractura de placas de titanio. Puede ocurrir si el paciente comienza a masticar antes de lo permitido o si bruxa por las noches. La medicación puede reducir el bruxismo en casos con injertos óseos grandes donde puede ayudar a evitar la no unión o la fractura de placas.
  • Inflamación facial de larga duración – Posible en pacientes con tendencia a hincharse.

Trastornos de la sensibilidad facial

Tras la cirugía de la mandíbula algunos pacientes pueden experimentar perdida de sensibilidad en el labio inferior o en el mentón, aunque el movimiento y la mímica del labio permanece inalterado. El adormecimiento absoluto del labio inferior y del mentón puede durar unos 2 meses. Generalmente la sensibilidad se recobra entre 2 y 18 meses. Durante este periodo se pueden notar sensaciones anormales como picores. Más del 95% de los pacientes recuperan la sensibilidad completamente.

Instituto Dr. Eugenio Lalinde:Clínica autorizada por la Comunidad de Madrid. Especialistas en Cirugía ortognática

Mapa web | Aviso Legal | Blogs | Links de utilidad

Compartir en:DigFacebookChromemeneamemi perfil de google plus

copyrigt © 2011 Todos los derechos reservados